157 .Cuando yo fui elegido presidente, el señor Bárcenas ya no estaba allí.

19 Sep

Rajoy elude responder a tres grupos que le acusan de mentir al Parlamento

El Gobierno reta a la oposición a presentar una moción de censura

 

Soraya Rodríguez (izquierda) y Soraya Sáenz de Santamaría, en el debate de ayer en el Congreso de los Diputados. / FOTO: ULY MARTÍN / VÍDEO: EL PAÍS-LIVE

No es habitual en el Congreso que tres grupos distintos acusen reiteradamente a un presidente del Gobierno de mentir sistemáticamente en el Parlamento. Ayer lo hicieron PSOE, UPyD e Izquierda Unida. El Gobierno respondió descalificando al principal grupo de la oposición y retándolo a presentar una moción de censura, reiterando el anuncio de una ambiciosa propuesta de reformas legales contra la corrupción, pidiendo que los demás se atengan a las decisiones judiciales y sacando pecho por la lucha contra la crisis económica.

Lo que no hicieron Mariano Rajoy ni la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, fue molestarse en rebatir lo que los portavoces presentaron como mentiras. El presidente, incluso, puso en manos de la vicepresidenta y del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, la defensa de su palabra, porque renunció a responder a las dos interpelaciones.

Fue una sesión de control al Gobierno tensa, que volvió a poner sobre la mesa lo que según la oposición no aclaró el presidente en su comparecencia del 1 de agosto sobre el caso Bárcenas. Y Rajoy, directamente o a través de los dos miembros de su Gobierno, no hizo más que remitirse a aquella intervención, pero sin dar ninguna explicación más, aunque después se hayan conocido detalles sobre el contrato del extesorero, su militancia y la declaración ante el juez de Dolores de Cospedal.

A esas cuestiones añadieron Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE), Rosa Díez(UPyD) y José Luis Centella (IU) lo que según ellos son mentiras reiteradas del presidente, como cuando dijo que no tocaría las pensiones y ya evitó la revalorización el año pasado y ahora las bajará. O cuando se comprometió a que los bancos devolvieran el dinero del rescate europeo sin que costara ni un euro público, aunque ahora todo el coste de 38.000 millones de euros lo haya asumido el Estado, entre otras.

Mentira fue la palabra más repetida por los portavoces de esos tres grupos en dos preguntas breves a Rajoy y dos interpelaciones. La oposición fue tan dura como resumen estas frases del diputado de IU, José Luis Centella: “¿A qué clase de democracia están llevando ustedes a este país? No se puede hablar de futuro si no se tiene credibilidad, y la credibilidad la da el pasado”.

Los puntos negros de la versión del Gobierno sobre Bárcenas

Nómina. “Desde hace cuatro años el señor Bárcenas ya no estaba de tesorero en el PP; desde hace más de tres años no ostenta ninguna representación política, ni siquiera es militante de este partido. Cuando yo fui elegido presidente, el señor Bárcenas ya no estaba allí”. (Rajoy en el Parlamento).

El 19 de abril de 2010 causó alta en la Seguridad Social del PP como trabajador por cuenta ajena. Esta alta se mantuvo hasta el 31 de enero de 2013, según su vida laboral. Mariano Rajoy llegó a la Presidencia del Gobierno el 21 de diciembre de 2011.

SMS de apoyo. “Creí en su inocencia, lo hice hasta el momento en que a los cuatro años de iniciadas las investigaciones llegaron datos que confirmaban la existencia de cuentas millonarias en Suiza, no declaradas a la Hacienda pública, a nombre del señor Bárcenas”. (Rajoy en el Congreso el 1 de agosto).

El 18 de enero de 2013 se conoció que Bárcenas tenía dinero negro en Suiza, 22 millones de euros, por una comisión rogatoria que pasó por el Ministerio de Justicia. Dos días después Rajoy le envío este SMS: “Luis. Lo entiendo. Se fuerte. Mañana te llamare. Un abrazo”.

Militancia. El presidente aseguró el 1 de agosto en el Congreso que desde hace tres años el extesorero ya no es militante del PP. La semana pasada Rajoy negó en el pleno que Cospedal hubiera dicho al juez que él pactó con Bárcenas un finiquito muy favorable.

Los listados de la Agencia Tributaria que constan en el sumario reflejan que Bárcenas pagó su cuota de militante en 2008, 2009 y 2011. Otras informaciones aseguran que también en 2012. Cospedal dijo en su declaración judicial que Rajoy y Javier Arenas pactaron en marzo de 2010 el finiquito con Bárcenas y su mujer.

Pero Rajoy, Saénz de Santamaría y Gallardón se remitieron a las explicaciones anteriores y lamentaron que se les pregunte por Bárcenas. “Lo que le puedo decir es que la prioridad básica del Gobierno es intentar recuperar la economía española de una situación de extrema dificultad por la que estaba pasando”, dijo Rajoy, reiterando su tesis de que lo importante es la lucha contra la crisis.

Gallardón convirtió su respuesta en una cuestión de fe en Rajoy y, sobre todo, en la ocasión de hacer constar su inquebrantable elogio al presidente: “Estamos absolutamente convencidos de que la honestidad personal como presidente de Gobierno y en toda su actuación pública a lo largo de toda su vida de don Mariano Rajoy es un motivo de orgullo y de ejemplo para esa mayoría ética que en España reclama acabar con la corrupción”. Pero ni una sola explicación de lo que se le preguntaba.

Tanto, que la portavoz socialista,Soraya Rodríguez, anunció que en la moción que presentarán el próximo martes se incluirá una reprobación al presidente por haber mentido al Parlamento. “No hay ninguna capacidad de respuesta de un sistema democrático ante las mentiras del presidente, que es el que recibe la confianza de esta Cámara en el debate de investidura para formar Gobierno”, dijo.

Y la vicepresidenta le respondió retando al PSOE a presentar una moción de censura: “Si quiere presentar mociones para mover a un presidente del Gobierno elegido legítimamente en las urnas tiene usted una moción que presentar. Se llama moción de censura, pero le hace falta un candidato y no varios, y un programa”. Este reto anticipa una batalla parlamentaria en los próximos días, porque el PP intentará vetar en la Mesa la reprobación de Rajoy y el PSOE tendrá que buscar una fórmula para incluirla.

El otro recurso de Saénz de Santamaría fue descalificar a quien preguntaba, en este caso el PSOE, echando mano del caso de los EREde Andalucía y el del Faisán, que se juzga en la Audiencia Nacional. “España se merece algo más que convertir el Parlamento en una Cámara en la que el PSOE instruye, juzga, sentencia y condena, cuando tiene a algunos de sus miembros pendientes de instrucciones judiciales”, dijo.

“No logrará menoscabar la estabilidad del Gobierno, dejen de buscar el disenso y de convertir al Parlamento en una Cámara de representación teatral”, advirtió. También desgranó de nuevo las mismas 40 medidas contra la corrupción que ya anunció Rajoy en febrero en el debate sobre el estado de la nación y que se incluirán, al fin, en un informe que verá el viernes el Consejo de Ministros para negociar con los grupos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s