Bárcenas y los presidentes del PP

27 Jul

El Pais Por: Ernesto Ekaizer | 26 jul 2013

   El abogado de la acusación popular, José Mariano Benítez de Lugo, calificó la declaración de Luis Bárcenas del pasado 15 de julio como un cambio de conducta en dirección a contar la verdad y, por esa vía, colaborar con la justicia en la investigación de la presunta financiación ilegal del Partido Popular y el pago de dinero B a la cúpula (ver la entrada “Bárcenas, careos…y ¡grabaciones!)

El cambio es evidente. De negar la evidencia Bárcenas ha admitido, empezando por asumir la contabilidad manuscrita que él y Álvaro Lapuerta han llevado en secreto, la presunta ilegalidad de la financiación del PP, algo que durante los cuatro años y medios de imputado, después de que aflorase el caso Gürtel, él había calificado como una gestión inmaculada.

“Puedo poner la mano en la Biblia de que la financiación se ha llevado de ‘libro’. No hay una sola irregularidad. Quienes vayan buscando financiación irregular en el partido, o la campaña emprendida para buscar vinculaciones extrañas con la época del gobierno del PP, van dados, pierden el tiempo. No hay nada. Absolutamente nada”.

Estas palabras figuran en una entrevista que el tesorero nacional concede al diario Abc el 19 de julio de 2009, al renunciar “temporalmente” a su cargo en el partido.

Ahora bien, hay un punto en el cual Luis Bárcenas ha mantenido la misma versión. Y es que todo lo que él hizo durante sus años de gerente nacional y tesorero nacional lo compartían los presidentes y secretarios generales del PP.

    Un año después de la citada entrevista, Bárcenas concede otra con el mismo diario, al que adelanta su decisión de abandonar el escaño de senador y dejar definitivamente el puesto de tesorero nacional. Es una entrevista ofrecida en dos entregas por el diario, el 19 y el 20 de abril de 2010.

En relación a Mariano Rajoy, explica: “Me he sentido totalmente arropado por Rajoy, con el que he ido compartido todas las decisiones que he ido tomando”.

Todas las decisiones que tomaba. Ajá. En su declaración del 15 de julio, el ex tesorero nacional dice exactamente eso. Que Rajoy estaba al corriente del sistema de contabilidad B, reflejada en el libro manuscrito que él y Lapuerta llevaban. Para no hablar del presunto pago de dinero B a la cúpula del PP, empezando por Rajoy, siempre según la versión de Bárcenas.

Al hacer un balance de su gestión, vuelve sobre este tema de manera más amplia.

“He estado al frente de los temas económicos casi treinta años, con diferentes presidentes y secretarios generales. Y si todos han depositado su confianza en mí debe guardar relación con la eficacia en el desempeño de mis funciones”.

En efecto, con 26 años, entra al Partido Popular. ¿Quién lo pone al frente de la gerencia cuando Alianza Popular es dirigida por Manuel Fraga?

El tesorero nacional Angel Sanchís. Con Sanchís comparte cinco años. Hasta 1987. Y continúa cuando Rosendo Naseiro sustituye a Sanchís. Ya lleva ocho años en el puesto de gerente cuando estalla, en 1990, el escándalo de financiación ilegal o el ya famoso caso Naseiro.

Y Bárcenas sobrevive a Naseiro. Primero solo. Porque el escándalo lleva a Naseiro a abandonar el cargo. Bárcenas, pues, actúa como gerente, con la vacante del tesorero nacional sin cubrir. Hasta que dos años y medio después, el 15 de febrero de 1993, el PP nombra a Álvaro Lapuerta, a propuesta de José María Aznar. Es decir: entre 1990 y primeros de 1993, Bárcenas trabaja en tándem con Aznar.

Por tanto, cuando declara el 15 de julio que la contabilidad B se lleva desde la época de Naseiro nos está diciendo que ese sistema no es ajeno a Aznar.

Y trabaja Bárcenas como gerente con todos los secretarios generales.

Con Jorge Verstringe, entre 1982, cuando Bárcenas es nombrado gerente, y 1986, cuando Verstringe abandona AP. Con Alberto Ruiz Gallardón, que sucede a Verstringe, coinciden apenas cinco meses, y con Arturo García-Tizón casi dos años.

Con Francisco Álvarez Cascos, que llega a la secretaría general en 1989, cuando se incuba el estallido del caso Naseiro, hasta 1999. Son año en los que bajo la presidencia de Aznar en el partido y de Álvarez Cascos en la secretaría general nace y se desarrolla la trama Gürtel de Francisco Correa.

Con Javier Arenas, tras su nombramiento en 1999 para reemplazar a Álvarez Cascos, hasta 2003.

Con Mariano Rajoy, que es nombrado por Aznar candidato a la presidencia del gobierno en septiembre de 2003. Y se convierte, al tiempo, en secretario general del PP, en sustitución de Arenas.

Trabajan en estrecho contacto desde 1990. Rajoy es elegido en esas fechas miembro de la Comité Ejecutivo Nacional y vicesecretario general del PP. En los dos años y medio en los que la tesorería nacional queda vacante tras la renuncia de Naseiro, 1990 y principios de 1993, Bárcenas fortalece sus vínculos con Rajoy. Trabajan juntos en los meses anteriores a las elecciones de 1996, de las cuales Rajoy es el coordinador de campaña. Y cuando Rajoy repite como coordinador en 2000, vuelven a hacerlo.

Ante las elecciones de 2004, Rajoy, que es secretario general y candidato del PP a la presidencia del Gobierno, ofrece a Bárcenas ser candidato a senador por Cantabría. Trabaja con Bárcenas desde la presidencia del PP al ser sustituído en el periodo 2004-2008 por Ángel Ácebes en la secretaría general del partido.

Con Ángel Acebes, que sucede a Rajoy como secretario general, trabaja hasta el congreso de Valencia, en junio de 2008.

Y colabora con María Dolores de Cospedal. Ya como tesorero nacional. Tanto Bárcenas como Cospedal son nombrados por Rajoy en junio de 2008, trabaja con la secretaria general hasta julio de 2009, cuando Bárcenas abandona “temporalmente” el puesto de tesorero nacional. Conviven hasta mediados de abril de 2010. Bárcenas deja el puesto de tesorero nacional definitivamente, renuncia a su escaño de senador, todo esto, con la contrapartida del pago de 23.000,08 euros mensuales, coche, chófer, secretaria, discreta presencia en las oficinas de la calle Génova y gastos pagados, para su defensa y la de su esposa Rosalía Iglesias, a los abogados Miguel Bajo y Alfonso Trallero. Unos 400.000 euros hasta finales de 2012.

Este es, pues, el mapa de la relaciones de Luis Bárcenas con la cúpula del partido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s